La prevención de lesiones también se construye en casa

Tiempo de lectura: ... minutos.

A edades tempranas, el cuerpo humano es propenso a lesiones de una forma más fácil, de hecho, los niños y niñas menores a 8 años poseen aún más riesgo de lesionarse, debido a diversos factores como pueden ser la falta de coordinación motriz, sus tiempos de reacción más lentos, o incluso el cómo se dimensiona el peligro, a estas edades no se es consciente del riesgo que posee realizar una entrada aparatosa.

Por esto, es normal preocuparse por las lesiones que puedan sufrir los niños y niñas al practicar fútbol, aún más desde la perspectiva de los padres. Por lo cual es inevitable plantearse la siguiente pregunta: ¿Cómo puedo ayudar a mi hijo/a a prevenir lesiones?

Utilización de espinilleras

Los pequeños suelen quitarse las espinilleras y aunque en partidos de campeonato suele ser un requisito indispensable para jugar, en los entrenamientos esto no pasa. Por lo cual, esto debe de ser reforzado desde el hogar, es importante también velar por su adecuada utilización, puesto que de no colocarse bien, puede que no pasen de un accesorio más, sin cumplir su verdadera función. 

Calentar y estirar antes

Ejercicios de estiramiento
Puede observar esta imagen en mayor tamaño aquí

Si de grandes aún se tiene la errónea concepción que el calentamiento es una pérdida de tiempo, de pequeños es normal que no solo se vea como tal, sino también

como una fuente inagotable de aburrimiento. Es por esto que es importante explicarle a los niños y niñas la importancia de esta fase del entrenamiento, al fin y al cabo es la única forma de indicarle al cuerpo que se debe preparar para realizar un esfuerzo físico. 

Conocer y respetar las reglas del juego

Como todo en la vida, el fútbol tiene reglas, e irrespetarlas trae consecuencias, no solo a nivel de sanciones como una expulsión, sino también en el riesgo que estas conllevan. Una entrada mal ejecutada a corta edad puede terminar en una lesión de gravedad, por ello es importante realizar un trabajo conjunto entre escuela de fútbol y padres para reafirmar este concepto desde la casa, esto a la postre disminuirá la posibilidad de sufrir lesiones.

Tener en cuenta a los demás

Este punto se centra más en un aspecto colectivo que individual, si desde los hogares se les enseña a tener en cuenta al otro como persona, que también puede sufrir debido a una lesión, se crían pequeños futbolistas más empáticos, fomentando el juego limpio y la deportividad. 

Dejar de hacer deporte cuando te lesiones

A veces las ganas de jugar pueden más que el dolor, pero esto puede traer graves consecuencias a la larga, explicar de forma adecuada que de jugar de esta forma, pueden llegar a estar una larga temporada lejos de los terrenos de juego. Además, es importantísimo dejar de romantizar el dolor haciendo alusión al sacrificio, aún más por la etapa de formación en la que se encuentran estos jugadores. 


Fuente: https://kidshealth.org/es/kids/sport-safety-esp.html

En Cantera, nuestro mayor compromiso es potenciar las habilidades de las futuras superestrellas, a través de un enfoque analítico, pulsa acá para saber cómo.



Suscríbete a nuestro boletín

Recibirás artículos y novedades en tu correo electrónico

Historias relacionadas: