Estableciendo objetivos deportivos desde mi rol como entrenador

Tiempo de lectura: ... minutos.
Coaching en Equipos de Alto Rendimiento Deportivo - Rindo Optimizando  Talento

Cuando hablamos de metas u objetivos deportivos, pensamos en aquellos lugares (primera posición en una tabla de campeonato) o cosas materiales (medallas, dinero, reconocimiento social, ascensos) que deseamos tener, y por lo que queremos trabajar día tras día en el deporte. Las metas influyen sobre el rendimiento porque administran la actividad, movilizan el esfuerzo, incrementan la persistencia y motivan la búsqueda de estrategias apropiadas para realizar las tareas.

Además, es importante que, como entrenadores y formadores de deportistas, tengamos nuestros objetivos profesionales claros, los cuales se pueden establecer a corto, mediano y largo plazo. Sin embargo, en este artículo brindaré algunas recomendaciones que considero fundamentales en el proceso de formación de un deportista y cómo se debe involucrar el entrenador desde su función. Introduzco las recomendaciones con la siguiente frase:  

“Debemos ayudar a nuestros deportistas a cumplir sus metas, no enfocarnos en que ellos cumplan las nuestras” Wally Grinovero, Entrenador de Tenis  
  • Inicialmente, se debe trabajar de acuerdo con la edad del deportista. Recordemos que, en la infancia la prioridad es la diversión, el aprendizaje, la socialización y adquisición de valores. A partir de las categorías élites inicia el proceso de competencia; en donde es recomendable que exista un lineamiento de formar y competir, y; en la adultez (primera división) los objetivos se enfocan en aspectos económicos y laborales.  
  • Realizar un análisis de las fortalezas y debilidades (físicas, técnicas, tácticas y psicológicas) de cada deportista.
  • La importancia de comunicarse asertivamente: preguntar qué desea el deportista trabajar y dar su opinión de forma respetuosa, directa y amable en relación con la respuesta de su deportista.
  • Dar seguimiento: el Feedback y la evaluación constante son fundamentales para observar el proceso del cumplimiento de objetivos, aquí podemos detectar si las tareas planteadas están dando resultados de aprendizaje, si los recursos con los que cuenta son suficientes y qué otras tareas se pueden trabajar para mejorar el rendimiento deportivo.  
  • Compromiso, apoyo y motivación con sus deportistas.  
  • Hay que reconocer que la formación de un deportista es un proceso: dar importancia a las pequeñas cosas y detalles.
  • Especificidad: trabajar en lo micro, especificar los objetivos y las tareas de entrenamiento para enfocarse en habilidades específicas, ayudará a los deportistas a visualizar los resultados a corto plazo.

Finalmente, se recomienda a los entrenadores establecer las metas en conjunto con sus deportistas, enfocándose en el aprendizaje, disfrute y en el crecimiento personal y deportivo.  

Suscríbete a nuestro boletín

Recibirás artículos y novedades en tu correo electrónico

Historias relacionadas: